Rutina y alimentación (remoteworker)

Es fundamental que, además de mantener tu horario de trabajo, mantengas tu rutina de descansos y comidas.

Una recomendación es que realices pequeños microdescansos que sirvan de tránsito para cambiar de tarea: rellenar botella de agua, ir al baño, algún estiramiento o ejercicio de relajación ocular.

Ejercicios de relajación ocular: ¡especialmente necesarios durante un confinamiento, donde el entorno nos impide entrenar nuestra visión con variaciones de luces, de distancias, etc.!

  1. Fijar la vista en un punto lejano durante 10 segundos.
  2. Taparse los ojos con las manos completamente para que no entre nada de luz durante unos segundos.
  3. Parpadear repetidamente.

Ejercicios de estiramientos. Muchas veces te encontrarás a ti mismo/a realizando estos ejercicios “porque te los pide el cuerpo”. ¿Y si intentamos que el cuerpo no nos lo pida y nos anticipamos? Si realizamos estos estiramientos de vez en cuando evitaremos que nuestros músculos se cansen, se agarroten, etc.

Estrategias de concentración para tomar el control de nuestro tiempo, evitando distracciones y mantenernos lo más productivo en la medida de las posibilidades en la situación actual.

  • Técnica Pomodoro: Un método sencillo para mejorar la gestión del tiempo, desarrollado por el consultor italiano Francesco Cirillo a finales de los años ochenta. Esta técnica ayuda a gestionar el tiempo de forma adecuada durante la jornada laboral y permite aumentar la productividad y la eficacia en el trabajo. Consiste en dividir la jornada laboral en intervalos de 25 minutos, periodos denominados ‘Pomodoros’, separados por una pausa de cinco minutos. Durante esos ‘Pomodoros’ el trabajador debe dedicarse a una tarea en concreto sin distracciones. Cada cuatro ‘Pomodoros’ se recomienda tomar un descanso más largo de unos 15 o 20 minutos.Este método se basa, principalmente, en la idea de que las pausas establecidas pueden mejorar la agilidad mental y la productividad a la hora de realizar las tareas asignadas en el día a día.
  • Técnica “Comerse la rana”:Método que ayuda a organizar el tiempo de la jornada según la importancia de las tareas. La clave para ser más productivo es aprender a priorizar las diferentes gestiones que hay que llevar a cabo a lo largo del día.Se tiende a dejar para el final las tareas más complicadas, y, al llegar con menos energía, se acaban dejando para otro momento. Teniendo en cuenta este comportamiento, el autor Brian Tracy ideó la técnica ‘Cómete una rana’, basada en la cita del escritor Mark Twain: “Cómete una rana viva a primera hora de la mañana y nada peor te ocurrirá a lo largo del día“.Esta técnica se basa en realizar en primer lugar la tarea más difícil o desagradable, para que el resto parezcan más sencillas. De esta forma, si se realizan las tareas en un orden adecuado, se evitará la procrastinación y la jornada laboral será más productiva.
  • Regla de los 2 minutos: Una técnica que consiste en establecer en nuestra rutina de trabajo la norma de realizar inmediatamente aquellas tareas que conllevan menos de dos minutos.El objetivo de este método es dejar de pensar y apuntar las gestiones que hay que hacer y, simplemente, realizarlas de inmediato. La regla de los dos minutos surge a partir del método Getting Things Done (GTD) desarrollado por David Allen.Según este sistema, la mayoría de las tareas que se posponen para otro momento en realidad no son difíciles de hacer, simplemente se tiende a retrasarlas por diferentes razones o por procrastinación.
  • Método Ivy Lee: Sistema centenario que ayuda a organizar la jornada a través de una lista de tareas. Ivy Lee fue un profesional de las relaciones públicas que creó este método a principios del siglo XX para mejorar el rendimiento de sus clientes.Consiste en realizar al final de la jornada laboral una lista de las seis cosas más importantes que hay que realizar al día siguiente. Nunca poner más de seis tareas y disponerlas por orden de prioridad colocando en primer lugar la más urgente.De esta forma, al día siguiente ya está organizada la jornada y el empleado puede centrarse en ir realizando en orden las diferentes tareas.Además, con este método se evita el multitasking, ya que requiere enfocarse únicamente en una tarea y no pasar a la siguiente hasta tacharla de la lista. Aquellas tareas que no se han completado, se pasan en orden a la lista del día siguiente.

¡No dudes en hacerlo!: el deporte tiene grandes beneficios sobre tu salud física y mental. Por ello te proponemos que no dejes de dedicar un tiempo de tu día a mover el esqueleto.

En cuanto a alimentación existen dos ideas fundamentales:

  • Respeta tu momento de comer.Haz un ejercicio de alimentación consciente y trata de dedicarle el tiempo que hayas estipulado, acorde a las normas de tu ámbito territorial y tus propias necesidades, aprovechando este momento para desconectar de las tareas laborales.
  • Evita el picoteo. Picar entre horas tendrá dos consecuencias. La primera, influirá negativamente sobre tu salud, especialmente en el contexto de confinamiento donde las estrategias para realizar actividad física son más limitadas (¡aunque no imposibles!). La segunda, se convertirá en uno de los principales obstáculos de concentración, haciéndote más ineficiente y retrasando el cumplimiento de tus objetivos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s